Vetusta Morla cautiva a 30.000 asistentes en su Fin de Gira Cable a Tierra con dos noches consecutivas en el WiZink Center de Madrid.

Los días 30 de noviembre y 1 de diciembre, ambos con entradas agotadas, despidieron un tour de más de 60 fechas por España, Europa y Latinoamérica

Vetusta Morla pone fin a su Gira Cable a Tierra con dos noches inolvidables en el WiZink Center de Madrid en lo que supone el broche de oro de un tour de casi dos años con más de 60 conciertos por España, Europa y Latinoamérica.

 

La banda madrileña, que celebra 25 años sobre los escenarios, cierra esta etapa colgando el cartel de entradas agotadas: 30.000 personas se dieron cita el 30 de noviembre y el 1 de diciembre para despedir Cable a Tierra, su último álbum, que ocupó el primer lugar en la lista de ventas de álbumes de España y recibió tres nominaciones a los Latin Grammy.

 

Fue en sendos conciertos en los que Vetusta Morla se rodeó una vez más de la orquesta celtibérica que ya les acompañó en las fechas de presentación del disco y en los que fusionaron las cautivadoras canciones de este último trabajo con los clásicos atemporales de su repertorio. Así, el espectáculo, que se extendió por más de dos horas, contó con la participación de los palentinos El Naán y las gallegas Aliboria, que junto a Vetusta Morla conformaron un grupo de 14 músicos sobre el escenario.

 

Las sorpresas legaron de la mano de Rodrigo Cuevas, que el jueves se unió a la banda en Finisterre, y de Leiva, que hizo lo propio el viernes en Copenhague.

La espectacular escenografía, diseñada por Gabriel Scapusio Vinent, Sol Aguero, MCPH, Superlative, Pascualin Estructures, Miguel González González y Diego García, desempeñó un papel fundamental en esta experiencia única. El arte del último disco, a cargo de Laura Millán, sentó las bases visuales que acompañaron cada nota musical.



Sigue a Vetusta Morla

Compartir noticia en:

Otras noticias